viernes, 30 de noviembre de 2012

Día 157 - Sin #prisa pero sin #pausa - ¿cuanto he de #escribir cada día? - #TeamLife

En este blog caminaré el punto de querer perdonar todas las dimensiones de un punto de deshonestidad hacia mi mismo que haya observado en mi mismo, en un sólo momento, en un sólo blog, en un sólo día.

Me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado desear/querer perdonar todos y cada uno de los puntos de mi mismo en los cuales soy deshonesto hacia mi mismo y en los cuales sólo busco satisfacer mi interés propio sin importarme las consecuencias de eso, lo más rápido posible y en el menor intervalo de tiempo posible - sin haberme dado cuenta de que este proceso de darme nacimiento a la vida desde lo físico no es una carrera o una competición, sino una expresión y decisión de cada uno.

Me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado valorar la efectividad y especificidad de mi proceso de perdón a uno mismo como la cantidad de declaraciones de perdón a uno mismo y de esa forma la cantidad de palabras que he escrito a lo largo del día - sin haberme dado cuenta de que lo que realmente importa en mi proceso de perdón a uno mismo no es la cantidad de declaraciones de perdón a uno mismo sino la especificidad de esas declaraciones y la honestidad conmigo mismo a la hora de escribir y darme cuenta de si realmente es una decisión de mi mismo el perdonarme a mi mismo y no volver a recrear y participar más en esa situación que he perdonado, ya que lo que realmente importa no es la declaración de perdón a uno mismo ni la declaración de corrección a uno mismo sino lo que yo haga y el como participe en el futuro en la situación en la que he reaccionado siendo deshonesto conmigo mismo y en la cual me he perdonado a mi mismo, porque en ese momento sabré lo especifico y eficaz que a sido el perdón a mi mismo y las declaraciones de corrección a mi mismo.

Me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado compararme a otras personas que también están caminando el proceso de darse nacimiento a la vida a través de observar la cantidad de declaraciones de perdón a uno mismo que he escrito yo y la cantidad que han escrito esas personas con las que me comparo, y de esa forma me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado creer ser superior a esas personas con las que me comparo si la cantidad de declaraciones de perdón a uno mismo y de correcciones a uno mismo que he escrito en mi blog diario es una cantidad mayor a las declaraciones de perdón a uno mismo que esa otra persona ha escrito en su blog diario, y por tanto me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado creer ser inferior a esa persona con la que me estoy comparando si la cantidad de declaraciones de perdón a uno mismo y de corrección a uno mismo que he escrito es menor a la cantidad que ha escrito esa persona - sin haberme dado cuenta de que la cantidad que una persona escriba de declaraciones de perdón a uno mismo y de correcciones a uno mismo nunca podrá definir a esa persona como superior o inferior a cualquier otra persona.

En el momento y cuando me veo con prisa por perdonarme a mi mismo por todos los puntos de los que me doy cuenta que estoy siendo deshonesto conmigo mismo para así acabar y creer haberme cambiado a mi mismo en días o unos pocos meses - me detengo y respiro, me doy cuenta de que tener prisa por perdonar todos y cada uno de esos puntos de lo que me he dado cuenta de mi deshonestidad, no me ayudará ni apoyará a mi mismo en ese proceso ya que esa prisa provocará ansiedad e irritación en y como yo al darme cuenta de que lo que me propongo hacer no se puede hacer en un momento o de forma rápida, ya que me doy cuenta de que durante toda mi vida he estado creando esta deshonestidad en y como yo por lo que me doy cuenta de que liberarme de toda la programación que he permitido y aceptar formar parte de y como yo llevará un proceso de como mínimo 7 años en el mejor de los casos, así que no es cuestión de prisa sino de constancia y dedicación. Me comprometo a mi mismo a pararme en cada punto individual del que me de cuenta en mi mismo como un punto de deshonestidad conmigo mismo y de esa forma dedicar el tiempo necesario hasta que ese punto sea entendido y perdonado.

En el momento y cuando me veo a mi mismo comparándome con otras personas por la cantidad de declaraciones de perdón a uno mismo y de correcciones a uno mismo que hayamos escrito ese día - me detengo y respiro, me doy cuenta de que la cantidad que hayamos escrito de declaraciones de perdón a uno mismo y de correcciones a uno mismo sólo es únicamente para apoyarnos a nosotros mismos en nuestro proceso de cambio. Me comprometo a mi mismo a centrarme en mi propio proceso y de esa forma apoyarme a mi mismo a través de los escritos y vídeos de otras personas que estén caminando este proceso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada