martes, 10 de marzo de 2015

Día 262 - Comida social


Hoy he estado con compañeros de clase comiendo, y durante el tiempo que he estado ahí con ellos he estado la mayor parte del tiempo callado, en este blog camino algunos de los motivos/razones por los cuales me he dado cuenta de que no me expreso públicamente.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado dirigir mi atención hacia los gestos que hago y las palabras que digo en la situación la cual estoy comiendo con compañeros de clase.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear que mis acciones y palabras sean lo que he definido como adecuado/perfecto en esa situación, en la cual estoy comiendo con compañeros de clase, sin haberme dado cuenta de que al mostrarme/expresarme de esa forma estoy limitando mi expresión a mi concepto/idea/pensamiento de adecuado/correcto/perfecto.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear tener un comportamiento perfecto/inmaculado en la situación la cual estoy mostrándome/expresándome de forma pública, porque quiero/deseo que mi madre esté orgullosa de mí.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear que mi madre esté orgullosa de mí en la situación la cual me muestro/expreso de forma pública.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de comportarme de forma 'perfecta'/'inmaculada' con el hecho de que mi madre esté orgullosa de mí, sin haberme dado cuenta de que esta conexión está basada en la memoria en la cual yo era muy pequeño y mi madre me decía que era muy bueno y que me portaba muy bien, y como consecuencia ella hacia todo para complacerme, me compraba lo que quería y me ayudaba en lo que podía.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear que mi madre haga todo para complacerme, que me compre regalos, me diga que soy muy bueno, me compre regalos y esté siempre ayudándome en todo lo que necesite.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear manipular a mi madre para que ella haga lo que yo quiera en cada momento, sin tener en cuenta nada más que mi interés propio como mi ego.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear comportarme de forma educada/inmaculada/perfecta en la situación en la cual estoy comiendo con mis compañeros de clase porque tengo miedo de cometer un error en el sentido de hacer algo que he definido como inapropiado, ser malinterpretado o haber provocado una disputa con otra persona, porque tengo miedo de ser rechazado por estas personas y tengo miedo de que esas personas le digan lo que ha pasado al resto de compañeros porque tengo miedo de ser rechazado por las personas de mi clase, creyendo que si soy rechazado por mis compañeros mi familia y amigos podrían enterarse de que he sido rechazado y las razones de que eso haya pasado creyendo que seré rechazado por mi familia y amigos en ese caso, por tanto el motivo es ser rechazado, quedarme solo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear ser aceptado por todas las personas con las que me comunico/interactúo/expreso creyendo que si soy aceptado por todas estas personas entonces soy una buena persona, y creyendo que si soy buena persona seré protegido/respaldado/salvado por dios.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear ser protegido/salvado por dios.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de ser rechazado por mi madre. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de ser rechazado por mi madre con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de ser rechazado por dios. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de ser rechazado por dios con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

sábado, 7 de marzo de 2015

Día 261 - Ver campeonatos de vídeo-juegos - Pt 2


Este blog es una continuación del blog:

Día 260 - Ver campeonatos del vídeo-juegos - Pt 1

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que el deseo de querer ver campeonatos de vídeo-juegos o el ver a una persona mientras está jugando a un vídeo-juego tiene como origen/está basado en la memoria en la cual durante mi niñez (cuando iba al colegio) disfrutaba y pasaba gran parte de mi tiempo libre viendo/mirando como mi hermano jugaba a vídeo-juegos.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de ver jugar a una persona jugando a un vídeo-juego con hecho de experimentar bienestar/satisfacción, tranquilidad, la sensación de que todo está bien/no tengo que hacer nada en ese momento.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado desear/querer experimentar el sentimiento de bienestar/satisfacción, tranquilidad, sensación de que todo está bien, en la situación la cual estoy en mi tiempo libre.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado preferir ver como juegan otras personas a vídeo-juegos porque creo que de esa forma no me equivocaré/cometeré un error jugando a cualquier vídeo-juego.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de equivocarme/cometer un error en la situación la cual estoy jugando a un vídeo-juego. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de cometer un error en la situación la cual estoy jugando a un vídeo-juego, con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado desear/querer evadir mi realidad en la situación la cual estoy en mi tiempo libre, a través de dirigirme a mí mismo a ver como otra persona juega a un vídeo-juego.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado justificar el hecho de dirigirme a mí mismo a ver a una persona jugar a un vídeo-juego a través de Internet, a través de permitirme y aceptarme participar en el pensamiento de creer que tengo derecho y la habilidad de tener un tiempo durante mi día en el cual hacer lo que me apetezca, sin haberme dado cuenta de que al permitirme y aceptarme participar en y como este pensamiento estoy activando a mi personaje 'observador de vídeo-juegos' y así querré seguir viendo como otras personas juegan a vídeo-juegos llegando así a postergar mis actividades y tareas diarias.

En el momento y cuando me vea queriendo ver a una persona jugando al ordenador a través de Internet - me detengo y respiro, me doy cuenta de que al permitirme y aceptarme participar en y como este deseo activaré a mi personaje 'observador de vídeo-juegos' con lo que me veré poseído/inmerso en y como este personaje y así no veré/seré consciente de nada más que mi interés propio en y como este personaje, por lo que me costará parar y dejar de participar en y como este personaje una vez que lo he activado.

Me comprometo a mí mismo a detenerme, respirar y dirigirme a leer las nuevas entradas en el blog desteni en español, ver un vídeo de desteni, escribir una entrada en mi blog o leer material de desteni en la situación la cual quiera/desee ver a una persona jugando a un vídeo-juego.

 

sábado, 28 de febrero de 2015

Día 260 - Ver campeonatos del vídeo-juegos - Pt 1


Esta mañana me he levantado, he encendido el ordenador y me he puesto a mirar como jugaban al vídeo-juego 'lol'. En ese instante he tenido varias reacciones, he experimentado una presión en el estómago y no he sido capaz de permanecer todo el tiempo respirando. En este blog camino este punto.

Declaraciones de perdón a mí mismo:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado desear/querer ver como juegan al vídeo-juego 'lol' en la situación la cual estoy en mi tiempo libre y no tengo nada programado que hacer en ese momento.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de que el personaje de la persona que estoy viendo muera en el juego. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de el personaje de la persona que estoy viendo jugar muera con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado estar sentado viendo como juegan al vídeo-juego 'lol' analizando mentalmente la situación del juego, creyendo que puedo predecir lo que va a pasar en el siguiente momento, y así experimentando bienestar/satisfacción cuando dicha predicción se cumple, y experimentando malestar/decepción cuando dicha predicción no se cumple. Así como experimentar ansiedad en dicha situación en la cual estoy viendo la partida y no sé lo que va a pasar en el siguiente momento.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado desear/querer tener el control de la situación al ver jugar a otras persona al vídeo-juego 'lol', de modo que pueda saber/predecir lo que va a pasar en el siguiente momento, para de este modo creer que soy mejor que esas personas a las que estoy viendo jugar.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear creer ser superior/mejor jugador que las personas que estoy viendo jugar, para de esta forma creer que soy más importante que esas personas y que por tanto obtendré el reconocimiento y validación de todos esos jugadores de ese vídeo-juego al hacerlo mejor que ellos.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear obtener el reconocimiento/validación de otros jugadores del vídeo-juego 'lol' porque de esta forma creo ser una persona importante, una persona poderosa.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de obtener reconocimiento/validación por parte de otras personas con el hecho de ser una persona importante, y conectar el hecho de ser una persona importante con el hecho de ser una persona poderosa.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear ser una persona poderosa, creyendo que de este modo tendré todas las facilidades para existir el tiempo que quiera en esta realidad física, de la forma que yo quiera.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear existir infinitamente en esta realidad física, porque no quiero morir, tengo miedo de morir.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de morir. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de morir con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer  a mí propio miedo.

Continúo en el siguiente blog

viernes, 27 de febrero de 2015

Día 259 - Clases particulares

Hoy dando clases particulares me he equivocado al plantear un problema matematico, de lo cual me he dado cuenta momentos después y lo he corregido, en ese momento me he dado cuenta de mi miedo a fracasar/fallar/equivocarme al ayudar a alguien a la que le estoy dando clases particulares.

Declaraciones de perdón a mí mismo:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado pensar que soy tonto/estúpido en la situación la cual estoy dando clases particulares y he cometido un error.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado pensar que soy tonto/estúpido en la situación la cual estoy dando clases particulares y no se realizar un ejercicio.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado experimentar ansiedad en la situación la cual sé que tengo que ir a dar clases particulares.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de equivocarme al resolver un problema matemático. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de equivocarme al resolver un problema matemático con el miedo en sí. Me perdono  a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de ser juzgado como tonto/estúpido por la persona a la que le estoy dando clases particulares. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de ser juzgado como tonto/estúpido por la persona a la que le estoy dando clases particulares con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de juzgarme como tonto/estúpido en la situación la cual he cometido un error al hacer un problema matematico o no he sabido hacer un problema. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de juzgarme a mí mismo como tonto/estúpido en la situación la cual he cometido un error al hacer un problema matematico o no he sabido hacer un problema, con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

En el momento y cuando me vea experimentando ansiedad en la situación la cual voy a dar clases particulares - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que al permitirme participar en y como esta ansiedad no estaré centrado en la acción de dar la clase, por lo que estaré más predispuesto a despistarme y fallar al hacer un problema o al no saber plantearlo.

Me comprometo a mí mismo a permanecer en le respiro en el momento cuando estoy a punto de dar una particular a una persona, y así hacer y explicar aquello que entiendo y sé hacer.

Continuo en el siguiente blog.

jueves, 26 de febrero de 2015

Día 258 - La simpleza de escribirse a uno mismo


Durante varios meses he estado acumulando resistencia a escribir en mi blog. Ya que en un momento perdí el punto de origen por el cual me escribía a mí mismo, y empecé a escribir de forma similar y de temas similares a lo que otros participantes de desteni hacía. Eso ha provocado que vea muy difícil escribir de forma diaria de a cuerdo a algo que no vivo, de a cuerdo a algo externo y separado de mí mismo, lo cual sólo me ha generado resistencia y el generar la creencia de ver/tratar el escribirme a mí mismo como algo muy difícil ya que lo veía como algo que ya no dependía de mí, sino que dependía de lo que el resto de participantes de desteni hicieran.

Así, en esta entrada en mi blog retomo el punto de partida del por qué escribirme de forma pública en mi blog, y sobre todo el qué escribir en mi blog.

A partir de hoy usaré mi blog a modo de "diario" en el cual me perdono por cada pensamiento, emoción o sentimiento que experimente durante mi día, para así facilitarme las cosas a la hora de posteriormente identificar patrones y personajes que me mueven en determinadas direcciones.

Hasta ahora he tratado de ir al punto final, al resultado, a identificar patrones y personajes sin pasar por el punto de reconocer y perdonarme cada uno de los pensamientos, emociones y sentimiento en los que participo.

Ahora me doy cuenta de que el perdonarme por cada pensamiento, emoción y sentimiento es algo básico hacia lo cual no existe resistencia ya que es algo que experimento de forma inmediata y me doy cuenta de ello en el instante, así a través de estos pasitos pequeños soy capaz de avanzar en mi proceso de cambio poco a poco, asegurando cada paso que doy.

De lo que me acabo de dar cuenta ahora mismo es de que el querer avanzar demasiado deprisa no sólo hace que vaya inmensamente más lento sino que además produce que no disfrute de este proceso de darme nacimiento a la vida desde lo físico.

Declaraciones de perdón a mí mismo:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado desear/querer avanzar más rápido de lo que avanzaba al comenzar mi proceso de cambio, en la situación la cual juzgo a algunas personas que participan en desteni, a través de participar en el pensamiento en el cual creo que estas personas avanzan más rápidamente que yo en sus procesos de darse nacimiento a la vida.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado compararme con el resto de personas que participan en el grupo desteni, compararme como la constancia y participación en las redes siciales y participación a través de la escritura a través de blog's, compararme sin tener en cuenta las circunstancias personales de la vida de cada una de estas personas así como sus deberes y obligaciones diarias así como las mías.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado compararme con el resto de participantes de desteni con el único objetivo de comparar el punto en el cual nos encontramos cada uno en nuestro proceso, queriendo/deseando ser el primero en darse nacimiento a la vida desde lo físico, convirtiendo/creyendo así que este proceso es una competición en la cual quiero creer ganar/creer cambiarme a mí mismo antes que cualquier otro.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer que el que una persona se cambie a sí misma y llegue a darse nacimiento a la vida desde lo físico es una derrota para mí por no haberme cambiado a mí mismo antes que esa persona, sin haberme dado cuenta de lo absurdo/sin sentido desde el punto del sentido común que resulta esta creencia, ya que el que una persona se cambie a sí misma sólo provocará que haya un ser humana que viva por y para lo que es mejor para todos por igual lo cual provocará que estemos un paso más cerca de experimentar lo que realmente significa vivir en esta realidad física, el vivir sin las limitaciones de nuestro ego/mente/personalidad.

En el momento y cuando me vea a mí mismo queriendo/deseando avanzar más rápido en mi proceso de cambio/en mi proceso de darme nacimiento a la vida desde lo físico - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que este deseo me llevará a avanzar mucho más lento en mi proceso, a crear resistencia hacia ello, a llegar al punto en el que estoy de evitar escribirme a mí mismo al haber creado una gran resistencia hacia ello.

Me comprometo a mí mismo a avanzar/caminar este proceso al ritmo que me he probado que soy capaz de hacerlo, a través de perdonarme a mí mismo por cada singular pensamiento, emoción y sentimiento, llegando así al punto de ser capaz de identificar personajes y patrones, y así perdonarme a mí mismo en y como estos patrones y personajes en ese momento sin ningún tipo de dificultad o resistencia hacia ello.

sábado, 31 de enero de 2015

Día 257 - Personaje postergador - Jugar a videojuegos

Declaraciones de perdón a mí mismo:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado priorizar el experimentar relajación/bienestar/placer mental a través de jugar a un video-juego ante mi responsabilidad de caminar mi proceso de cambio a mí mismo

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado justificar el dirigirme a jugar al ordenador a través de decirme que de esa forma me olvidaré del conflicto que provoca el forzarme a caminar mi actividad para no perder el patrocinio del dip. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme a mí mismo para forzarme a caminar mi actividad a través de decirme que si no camino mi actividad será retirado mi patrocinio.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme a mí mismo a través de experimentar culpabilidad en la situación la cual no he dedicado nada del tiempo de mi día en caminar mi actividad del dip, y me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado justificar el experimentar culpabilidad en esa situación a través de decirme que estoy poniendo en riesgo el patrocinio del dip.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme a mí mismo a través de experimentarme bloqueado ante la situación de sentarme a caminar mi actividad del dip, y justificar este bloqueo a través de decirme que es debido a que me siento forzado a escribir por el patrocinio.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme a mí mismo a través de imponerme la condición de escribir mi actividad del dip sólo si no me siento presionado por dip, por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado justificar el postergar caminar mi actividad del dip a través de decirme que me siento presionado por el dip.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme a mí mismo para postergar el escribir mi actividad, a través de justificar el postergar escribir mi actividad, diciéndome que tengo que hacer demasiados cambios en mi actividad para conseguir completarla.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme para no escribir mi actividad del dip, a través de justificar este hecho diciéndome que es muy difícil/complicado caminar en detalle cada dimensión de un evento/situación.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme para postergar el escribir mi actividad del dip a través de creer que no voy a ser capaz de realizar de forma efectiva y en el tiempo establecido mi actividad, por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado darme por vencido antes de intentar el caminar mi actividad.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado justificar el querer/desear jugar a video-juegos, diciéndome que es para soltar/liberar la presión que experimento, por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado anteponer el placer mental/entretenimiento a mi responsabilidad de dirigirme a mí mismo y así caminar mi actividad del dip.

Patrones:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado generar/crear un conflicto conmigo mismo al desear/querer hacer algo distinto a lo que me he comprometido a hacer. Por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado manipularme a mí mismo para evitar caminar aquello que me he comprometido a hacer, a través de desear/querer hacer algo diferente a aquello que me he comprometido a hacer.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado preferir hacer aquello que me permite desconectarme de mi realidad y relajarme. Por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear desconectarme de mi realidad y relajarme.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado experimentar culpabilidad en la situación la cual hago algo que me provoca placer mental/disfrute en lugar de hacer aquello que me he comprometido a hacer en ese momento en el que me encuentro.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado sabotearme a mí mismo para evitar llevar a cabo una tarea/actividad, a través de creer que no puedo/no soy capaz de hacer esa actividad/tarea en x tiempo, y concluyendo que ya no me dará tiempo a hacer esa tarea, mejor no empezar y dejarla a medias.

viernes, 30 de enero de 2015

Día 256 - Llevar la razón


Hoy al despertarme esta mañana mi hermana me ha comentado una propuesta para llevarme a mí a la universidad, y después irse ella con el coche.

Al escuchar su propuesta he reaccionado respondiendo que no, que prefería irme yo sólo aparte para después no depender de ella para volver.

Su reacción a sido de enfado, y en ese momento me he planteado si me vendría realmente mal ir con ella o no. En ese momento me he dado cuenta de que su propuesta me venía en realidad bastante bien, así que me he dado cuenta de tengo una predisposición por llevar la contraria por el mero hecho de querer llevar razón.

En este blog camino este evento:

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado responder de forma automática ante la propuesta de mi hermana de llevarme a la uni llevándole la contraria sin detenerme a ver si me viene bien o no esa propuesta, en la situación la cual acabo de despertarme y estoy preparándome para ir a la uni, para a través de responder de esta forma creer que llevo la razón.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear llevar la contraria a mi hermana, en la situación la cual mi hermana me propone algo que no se me había ocurrido a mí, para a través de llevar la contraria creer que llevo la razón y que por tanto soy más inteligente que ella, creyendome así superior a ella.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear llevar razón, en la situación la cual mi hermana me comenta algo que no he tenido en cuenta, para así poder creer ser superior a mi hermana.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de llevar razón con el hecho de creer ser superior a las personas que creen algo diferente a lo que yo creo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear creer ser superior a las personas que me rodean, por el hecho de creer que si no me considero superior a esas personas estás personas creerán ser superiores a mí, sin haberme dado cuenta de que este patrón existe en y como yo por haber experimentado cuando era pequeño una situación en la cual creí que varias personas creyeron ser superiores a mí por haberme equivocado yo y ellos no, y haber mantenido/guardado esa situación en mí mismo en forma de memoria creyendo que en todas las situaciones en las yo no lleve razón las personas que sí la llevan actuarán de la misma forma que las personas en mi memoria actuaron frente a mí, en forma de risas y burlas.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo a que se rían y se burlen de mí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de que se rían y se burlen de mí con el miedo en sí. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

En el momento y cuando me vea reaccionando de forma automática llevando la contraria a mi hermana - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que esa reacción es fruto de la memoria en la cual se burlaron de mí por no llevar razón en lo que decía, por lo que me doy cuenta de que es una reacción automática basada en una memoria que no tiene en cuenta a nada ni nadie más.

Me comprometo a mí mismo a prestar atención a lo que mi hermana me comente a través de permanecer respirando mientras me habla, una vez escuchado me comprometo a mí mismo inhalar, exhalar y responder a continuación con aquello que desde el sentido común sea lo mejor para ella y para mí mismo.