lunes, 21 de julio de 2014

Día 243 - Exámenes - Parte 2 - Estudios 8



Este blog es una continuación del blog:

Día 242 - Exámenes - Parte 1 - Estudios 7
Día 236 - Mi relación con los estudios - Parte 1

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado juzgar a las personas de mi clase/grupo que suspenden un examen como tontas/estúpidas inferiores a las personas que si han aprobado ese examen, en la situación/escenario en la cual veo las notas de ese examen publicadas, para de esta forma poder experimentar el sentimiento de superioridad/bienestar en el momento y cuando apruebe un examen y haya personas que no hayan aprobado.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que en realidad me estoy juzgando a mí mismo como inferior al resto de personas que aprueban el examen, en la situación/escenario en la cual me doy cuenta de que he suspendido el examen, para de esta forma creer que el juzgarme a mí mismo como superior a las personas que suspenden el examen, en la situación/escenario en la cual apruebo el examen, provocará que me sienta bien/superior en esta situación.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de suspender un examen en la universidad porque tengo miedo de juzgarme a mí mismo como tonto/estúpido.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de juzgarme a mí mismo como estúpido/tonto en la situación/escenario en la cual he suspendido un examen en la universidad, creyendo que al juzgarme de esta forma me lo tomaré más en serio la próxima vez y conseguiré aprobar. Sin haberme dado cuenta de que el juzgarme a mí mismo provocará que experimente mal estar/incomodidad y alimentará la existencia de mi miedo a suspender un examen, con lo que me doy cuenta de que provocará que experimente miedo y ansiedad cada vez que esté frente a un examen.

En el momento y cuando me vea juzgando a las personas de mi clase/grupo que suspenden un examen como tontas/estúpidas, en la situación/escenario en la cual veo las notas - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que al juzgar a esas personas me estoy juzgando a mí mismo como superior a las personas que suspenden, si yo apruebo, o como inferior a las personas que aprueban, si yo suspendo. Por lo que me doy cuenta de que juzgar a mis compañeros me limita a depender de la nota obtenida en un examen para estar bien/cómodo.

Me comprometo a mí mismo a detenerme, respirar y a continuación abrir el documento de las notas del examen. Y me comprometo a mí mismo a dirigir mi atención hacia la búsqueda de mi nombre o dni sobre la lista de las notas, una vez comprobada mi nota me comprometo a cerrar el documento y continuar con las actividades de mi día.

Continúo en el siguiente blog.

martes, 8 de julio de 2014

Día 242 - Exámenes - Parte 1 - Estudios 7

Este blog es una continuación de los blog's:

Día 241 - ¿Es raro atender en clase? - Estudios 6
Día 240 - ¿Mejor solo o acompañado? - Estudios 5
Día 239 - ¿Ser sociable o estar solo? - Estudios 4
Día 238 - ¿Por qué no es gratis la universidad? - Estudios 3
Día 237 - ¿A ti también te gusta ser becado? - Estudios 2
Día 236 - Mi relación con los estudios - Parte 1

En este blog camino mi relación respecto a estar frente a un examen, para ello voy a seguir como guía la siguiente memoria:

Estoy en primera fila, y todos los alumnos nos hemos colocado en la clase de modo que entre alumno y alumno haya al menos un hueco/asiento libre. Es un examen parcial de la asignatura A.L, mi primer examen en esta carrera. Sobre la mesa sólo hay un bolígrafo, aún no han repartido el examen. Inmediatamente de lo que me doy cuenta es de que mis manos están sudando, noto como mi respiración va ligeramente más rápido de lo normal y noto una ligera presión sobre la zona de mi estomago. 

De esta memoria me doy cuenta que estaba experimentando una reacción emocional ante esa situación, en forma de nerviosismo, inquietud, malestar, incomodidad. ¿Por qué estaba nervioso en esa situación? tenía miedo a hacerlo mal, a suspender. ¿Por qué tenía miedo de hacerlo mal y suspender? porque tengo miedo de no aprovechar el dinero que mis padres han pagado para que yo estudie y porque tengo miedo de tener que cursar el año que viene la misma asignatura volviendo a pasar por las mismas lecciones, creyendo que de esta forma estoy perdiendo el tiempo.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que experimento ansiedad/nerviosismo, en la situación/escenario en la cual voy a hacer un examen en los siguientes momentos.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que experimento ansiedad/nerviosismo, en la situación en la cual voy a hacer un examen en los siguientes momentos, porque tengo miedo a hacer mal el examen y suspender.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo a suspender, en la situación/escenario en la cual estoy frente a un examen en la universidad, porque creo que si suspendo no habré aprovechado el dinero que mis padres pagaron para que yo estudiara y tendré que volver a cursar la misma asignatura al año siguiente, por lo que creo que perderé mi tiempo. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar la emoción de miedo con el hecho de suspender un examen en la universidad. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de no aprovechar/derrochar el dinero que mis padres pagaron para que yo estudie en la universidad, en la situación/escenario en la cual estoy frente a un examen, porque tengo miedo de ser rechazado por mis padres. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar la emoción de miedo con el hecho de no aprovechar/derrochar el dinero que mis padres pagaron para que yo estudie en la universidad. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer a mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de suspender un examen en la universidad con el hecho de no aprovechar/derrochar el dinero que mis padres pagaron para que estudiara esa asignatura.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de no aprovechar/derrochar el dinero que mis padres pagaron para que estudie en la universidad con el hecho de ser rechazado por mis padres.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de ser rechazado por mis padres, en la situación/escenario en la cual estoy frente a un examen en la universidad, porque tengo miedo de que mis padres me echen de casa. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar la emoción de miedo con el hecho de ser rechazado por mis padres. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de ser rechazado por mis padres con el hecho de ser echado de casa.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo a que mis padres me echen de casa, en la situación/escenario en la cual estoy frente a un examen en la universidad, porque tengo miedo de perder mi estilo actual de vida y tener que trabajar para poder vivir. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar la emoción de miedo con el hecho de mis padres me echen de casa. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer mi propio miedo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de perder mi estilo de vida actual, en la situación/escenario en la cual estoy frente a un examen en la universidad, porque tengo miedo de tener que trabajar para poder vivir de la forma en la que lo hago. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar la emoción de miedo con el hecho de perder mi estilo de vida actual. Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado temer mi propio miedo.

Continúo en el siguiente blog.

jueves, 3 de julio de 2014

Día 241 - ¿Es raro atender en clase? - Estudios 6


Este blog es una continuación de los blog's:

Día 240 - ¿Mejor solo o acompañado? - Estudios 5
Día 239 - ¿Ser sociable o estar solo? - Estudios 4
Día 238 - ¿Por qué no es gratis la universidad? - Estudios 3
Día 237 - ¿A ti también te gusta ser becado? - Estudios 2
Día 236 - Mi relación con los estudios - Parte 1


En este blog continúo con el punto de asistir a clase, el estar ahí en clase junto a un grupo de alumnos.

La memoria que voy a caminar en este blog es la siguiente:

Estoy sentado en primera fila, con la espalda recta en el asiento, casi sin moverme sólo atendiendo al profesor, escuchando lo se estaba diciendo en clase. En ese momento miré mi lado y vi a algunos compañeros hablando entre ellos, a otros escribiendo, otros cambiando de postura y en ese momento me pregunté: ¿creerán que soy un poco raro al estar así toda la clase casi sin moverme? ¿debería hacer algo como hablar con alguien? ¿cambiar de postura?, creyendo que de esa forma pasaría desapercibido y parecería un alumno más, normal, haciendo lo que esos compañeros en los que me fijé hacían.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de ser juzgado como "raro", en la situación/escenario en la cual estoy en clase y me doy cuenta de que el resto de personas se comportan de forma diferente a como yo lo hago, para a través de experimentar esta emoción de miedo activar a mi personaje sociable y así experimentar comodidad/bienestar al dejar de experimentar esa emoción. Y me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que el tener miedo de que otras personas me juzguen como "raro" en realidad es miedo a juzgarme a mí mismo como "raro".

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado juzgarme como una persona "rara" por estar sentado en primera fila, mirando al profesor sin cambiar de posición en el asiento, en la situación/escenario en la cual veo como los compañeros de mi alrededor cambian de posición y/o hablan entre ellos, para a través de juzgarme como "raro" activar a mi personaje sociable y así cambiar mi postura o hablar con algún compañero para sentirme cómodo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado cargar con una carga negativa a la palabra "raro/diferente", sin haberme dado cuenta de que al cargar a esta palabra con esta carga energética negativa me estaré limitando a experimentar, cada vez que me sienta definido por esa palabra, incomodidad/malestar. Me doy cuenta de que al cargar a esta palabra con esta carga energética negativa estaré juzgando como inferior/menos importante al resto de personas, que juzgo como "normales", a las personas que juzgo como "raras".

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado juzgar a una persona como "rara" o bien como "normal", en la situación/escenario en la cual estoy conociendo/hablando con esa persona, para a través de juzgar a esa persona como "rara" o "normal" creer que puedo predecir en parte el comportamiento de esa persona creyendo así que tengo control sobre la situación.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado experimentar incomodidad, en la situación/escenario en la cual veo como el resto de compañeros tienen un comportamiento en la clase diferente al mío, para al experimentar esta incomodidad cambiar mi comportamiento y sentirme así integrado en el grupo experimentando así comodidad/bienestar.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear pasar desapercibido en clase, querer ser un más del grupo, en la situación/escenario en la cual permanezco inmóvil atendiendo en clase y veo como otros alumnos cambian de postura y/o hablan entre ellos, para así creer que al ser un más de la clase evitaré tener un conflicto con otro alumno, evitando así experimentar miedo a tener un conflicto con otro alumno por comportarme de forma diferente.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de tener un conflicto con un alumno de clase, en la situación/escenario en la cual permanezco inmóvil atendiendo en clase y veo como otros alumnos se comportan de forma diferente a la mía, para a través de experimentar este miedo activar a mi personaje sociable y cambiar así comportamiento.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer que si me comporto de forma diferente a otra persona, esta persona puede usar eso como pretexto para iniciar un conflicto conmigo, a través de hablarme con un tono despectivo, insultarme o agredirme físicamente, sin haberme dado cuenta de que esta creencia es debido a un conflicto que tuve en el pasado con J. Así que me doy cuenta de que la experiencia que tuve en el pasado fue un caso puntual con lo que limitarme a seguir manteniendo esta memoria como un hecho que engloba a todos los seres humanos es limitarme a creer que todos seres humanos actuarán de la misma forma que J.

En el momento y cuando me vea a mí mismo juzgarme como "raro" y así queriendo/deseando cambiar mi postura en la silla o queriendo hablar con un compañero - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que si estoy cómodo sentado en la silla apoyando mi espalda, casi sin moverme atendiendo a clase, no existe un motivo/razón real por el cual deba cambiar mi posición o deba hablar con alguien, ya que me doy cuenta de que todos los motivos/razones que sea capaz de elaborar en ese momento nacen de mi personaje sociable como resultado del miedo que da origen a este personaje.

Me comprometo a mí mismo a sentarme en clase y adoptar la postura que más cómoda me resulte desde el punto de vista de mi cuerpo físico humano, y me comprometo a mí mismo a dirigir mi atención hacia la explicación que el profesor/profesora esté mostrando en ese momento, en la situación escenario en la cual vea a compañeros de clase cambiando de postura o hablando entre ellos o que estén mirándome en ese momento.

miércoles, 25 de junio de 2014

Día 240 - ¿Mejor solo o acompañado? - Estudios 5

Este blog es una continuación de los blog's:

En este blog, como comenté en el blog anterior estaré caminando mi relación acerca de ir a clase y formar parte de un grupo.

La memoria que camino en este blog es la siguiente:

Estoy sentado en clase, es el primer día de clase, y me siento en segunda fila, por el lado por el que yo me siento no había nadie justo a mi lado. Momentos después llega una chica y se sienta en el extremo de la fila en la que yo me he sentado, habiendo así un hueco libre entre ella y yo. 

Primer pensamiento que permití que apareciera en mi mente:

¿Me debería mover para sentarme junto a esta chica?

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado pensar/preguntarme si debería moverme y sentarme junto a la chica de mi lado, en la situación/escenario en la cual estoy sentado solo en la fila y veo que entre la chica y yo hay un hueco/asiento, para a través de preguntarme/pensar esto activar a mi personaje sociable para así moverme y no sentirme solo/desplazado/marginado.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de estar sentado en clase sin ningún compañero a mi lado con experimentar/creer sentirme solo/marginado/desplazado.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tratar de suprimir/reprimir el investigar y cambiar el punto de sentirme solo/marginado/desplazado, en la situación/escenario en la cual estoy en clase sin ningún compañero a mi lado, a través de activar a mi personaje sociable para así sentarme en un lugar en el que haya gente a mi lado. Sin haberme dado cuenta de que de esta forma estaré limitando mi expresión en clase a estar siempre con algún compañero a mi lado.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado experimentar ansiedad/estrés en la situación/escenario en la cual estoy sentado solo en clase sin ningún compañero a mi lado, para así activar a mi personaje sociable para moverme y ponerme al lado de un compañero.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer que mis compañeros creen que estoy marginado/desplazado/aislado, en la situación/escenario en la cual estoy sentado solo en clase sin ningún compañero a mi lado, para así activar a mi personaje sociable y moverme hacia un lugar con un compañero al lado.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer que mis compañeros creen que soy raro y que deben evitar estar cerca de mi, en la situación/escenario en la cual estoy sentado solo en clase sin un compañero a mi lado, para así activar a mi personaje sociable y cambiar mi comportamiento para así sentarme con un compañero al lado. Sin haberme dado cuenta de que el creer que mis compañeros me están juzgando me muestra que soy yo el que en realidad se está juzgando como raro, como alguien que hay que evitar tener cerca, por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado juzgarme como raro, alguien que hay que evitar tener cerca, en la situación/escenario en la cual estoy sentado en clase sin un compañero a mi lado, para así activar a mi personaje sociable y sentarme junto a un compañero.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de estar solo en clase con el hecho de estar desplazado/marginado por el resto de personas.

En el momento y cuando me vea a mí mismo pensando/preguntándome si debería moverme y sentarme junto a un compañero, en la situación/escenario en la cual estoy sentado solo en clase sin un compañero a mi lado - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que para estar en clase atendiendo no importa si hay un compañero a mi lado, y me doy cuenta de que ir a clase es para aprender y prestar atención a lo que se esté explicando, no para preocuparme de ser o no sociable.

Me comprometo a mí mismo a sentarme en clase en el lugar que encuentre más adecuado para poder ver la pizarra y escuchar bien lo que se explique en clase, independientemente de si hay alguien o no sentado la lado de ese sitio.

Continúo en el siguiente blog.

domingo, 22 de junio de 2014

Día 239 - ¿Ser sociable o estar solo? - Estudios 4

Este blog es una continuación de los blog's:
Día 237 - ¿A ti también te gusta ser becado? - Estudios 2
Día 236 - Mi relación con los estudios - Parte 1

En este blog y en los blog's por venir camino el punto de ir físicamente a clase y estar dentro/formando parte de un grupo/clase.

La memoria que voy a camiar en este blog es la siguiente:

Llego a la universidad, voy al baño, y finalmente llego a la puerta de clase 5-10 min. antes de que la clase empiece. Allí hay más compañeros esperando en la puerta a que sea la hora de entrar a clase. Entonces veo como hay varios grupos de compañeros que se juntan entre ellos y hablan, yo mientras tanto estoy sentado en la escalera que hay frente a la clase. 

En ese momento/situación experimento ansiedad/estrés por no saber que hacer, por un lado me apetece ser social y entablar conversación con algún compañero pata evitar sentirme desplazado/marinado/aislado, pero por otro lado estoy muy bien/relajado respirando observando la situación.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer/pensar que estoy marginado/desplazado/aislado del resto de compañeros de clase, en la situación/escenario en la cual estoy sentado en las escaleras solo, esperando para entrar a clase, para a través de juzgarme a mí mismo creer que me ayudo a mí mismo para forzarme a ser más sociable.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado cargar a la palabra marginado/desplazado con una carga energética negativa en separación de mí mismo. Y me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado cargar con una carga energética positiva a la expresión "ser sociable".

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado querer/desear ser aceptado/validado/respetado por mis compañeros de clase, en la situación/escenario en la cual estoy esperando sentado para entrar a clase, para a través de ser respetado/validado/aceptado por mis compañeros creer que soy una persona buena/especial para así creer que no he de cambiarme a mí mismo y he de seguir perpetuando el sistema de abuso actual a través de mi ejemplo de egoísmo al creer ser único/especial.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer/pensar que el resto de mis compañeros me ven ahí solo sentado sin hacer nada y piensan que estoy marginado/desplazado del grupo, en la situación en la cual estoy sentado esperando para entrar a clase, para a través de creer que mis compañeros me ven como un marginado activar a mi personaje sociable y tratar de integrarme en el grupo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer que podré ser objetivo de burlas o mofas por parte de mis compañeros, en la situación en la cual estoy solo sentado sin hacer nada esperando para entrar a clase, para a través de creer que puedo ser objetivo de burlas/mofas activar a mi personaje sociable y tratar de integrarme en el grupo. Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que el creer que voy a ser objetivo de burlas y mofas por parte de mis compañeros es debido a la memoria de mi infancia en la cual vi como estando en el colegio un grupo de personas se acercó a un niño que estaba solo y empezaron a burlarse/reírse de él, por lo que me doy cuenta de que mantener ese recuerdo en mi mente creyendo que me sucederá lo mismo que a ese niño, es un acto de limitación al revivir una y otra vez ese recuerdo sin darme la oportunidad de descubrir por mí mismo en esa situación que puedo estar ahí sentado solo sin preocuparme de lo que hagan otras personas.

En el momento y cuando me vea a mí mismo experimentando ansiedad por no saber si debería estar solo sentado esperando para entrar a clase o si debería hablar con un compañero y socializar - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que estar solo sentado en las escaleras no tiene nada de malo, me doy cuenta de que no socializar ni estar con mis compañeros no es algo que implique ser rechazado o excluido por estos, y me doy cuenta de que el levantarme de las escaleras y hablar con mis compañeros porque me apetezca hacerlo tampoco tiene nada de malo, ya que de lo que me doy cuenta es que ambas actividades son igualmente validas siempre y cuando no estén condicionadas por mis pensamientos y emociones como el experimentar ansiedad en esa situación, por tanto me doy cuenta de que he de dirigirme a mí mismo hacia aquello que me apetezca en ese momento siempre como una expresión/decisión de mí mismo.

Me comprometo a mí mismo a observar la entrada de la clase a la que vaya a entrar y tenga que esperar para entrar, ahí detenerme y respirar, y a partir de ahí decidir si prefiero esperar sentado sin hacer nada o comentar/hablar con algún compañero. Y me comprometo a mí mismo a detenerme, respirar y continuar esperando en el momento cuando esté solo esperando para entrar a clase y crea que debo socializar con alguien por cualquier motivo, si después de respirar un par de veces veo la opción de hablar con alguien como una expresión/decisión de mí mismo me comprometo a dirigirme y hacerlo.

Continúo en el siguiente blog.

sábado, 21 de junio de 2014

Día 238 - ¿Por qué no es gratis la universidad? - Estudios 3

Este blog es una continuación de los blog's:
Día 237 - ¿A ti también te gusta ser becado? - Estudios 2
Día 236 - Mi relación con los estudios - Parte 1

En el blog anterior caminé el punto de estudiar sin recibir una beca por ello, lo cual me muestra como mi relación actual con mis estudios está muy relacionada con el dinero. Así que en este blog camino el punto de estudios y dinero.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado criticar el sistema educativo universitario de mi país a través de pensar que los estudios universitarios al igual que lo es la educación primaria y secundaria, deberían ser públicos y ser pagados por la seguridad social. En la situación/escenario en la que cual debo pagar las tasas de las asignaturas en las que me he matriculado en la universidad. Para a través de esta critica permitirme justificar a mis padres por qué han de pagarme los estudios, y así evitar tener que trabajar para pagarme la carrera.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar la calidad/utilidad/veracidad de la información que aprenderé en la carrera ofrecida por una universidad con el dinero que he de pagar por cursar esa carrera. En la situación/escenario en el cual estoy comparando universidades para elegir en cual estudiar. Para a través de permitirme juzgar una carrera por el dinero que he de pagar, creer que la elección que tome será una buena/correcta decisión. Por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado creer que las universidades más caras son las mejores.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado juzgar la carrera de telecomunicaciones como una perdida de dinero, creyendo que pagar por estudiar esa carrera es una estafa. En la situación/escenario en la cual apruebo todas las asignaturas de un año lectivo y no consigo explicar claramente cada cosa que he visto/aprendido. Para a través de creer que el no haber aprendido mucho es debido a la universidad y al profesorado en lugar de darme cuenta y aceptar que fue debido a preparar cada examen uno o dos días antes únicamente para aprobar y poder más tarde conseguir el titulo.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de estudiar una carrera en la universidad con el hecho de obtener un titulo universitario. Por lo que me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que el punto principal de estudiar es aprender y conocer nueva información. Por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado desear/querer estudiar matemáticas para poder obtener el titulo universitario y así creer que con ese titulo podré ganar dinero trabajando como matemático. Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado disfrutar del simple hecho de estar en clase atendiendo/escuchando aprendiendo nueva información y del hecho de estar en casa repasando lo que he visto en clase disfrutando de ese momento de conocer y entender nueva información.

En el momento y cuando me vea a mí mismo juzgando/criticando mis estudios de matemáticas por el dinero que he de pagar para poder disfrutar de estos estudios - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que el juzgar mis estudios por el dinero que cuestan provocará que otorgue/dé más importancia a estos estudios que a cualquier otra cosa que aparentemente no me cueste dinero conseguirlo, con lo que me doy cuenta de que esta mayor importancia que he dado a los estudios provocará que experimente estrés/ansiedad ante un examen/prueba/control debido a la importancia que he dado a los estudios en relación al dinero que cuestan.

Me comprometo a mí mismo a aceptar el tener que pagar por poder estudiar y así me comprometo a mí mismo a aceptar empezar una carrera y estudiar si dispongo del dinero suficiente o mi familia puede y quiere pagarlo, y me comprometo a mí mismo a dejar temporalmente la carrera en caso de no poder pagarla y así durante ese tiempo que no pueda estudiar me comprometo a buscar un trabajo y trabajar hasta disponer del dinero necesario para poder estudiar.

Continúo en el siguiente blog.

viernes, 20 de junio de 2014

Día 237 - ¿A ti también te gusta ser becado? - Estudios 2

Este blog es una continuación de:
Día 236 - Mi relación con los estudios - Parte 1

En el bog anterior comenté como el no haber recibido beca para estudiar en la universidad ha influido en mi relación actual con mis estudios, así que en este blog camino el punto de no haber recibido beca.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado desear/querer que ne concedan la beca para poder estudiar, en la situación/escenario en la cual yo sabía que era muy difícil/imposible que me concediesen la beca debido a que no cumplía  con uno de los requisitos, para así disponer de dinero para poder hacer lo que me apetezca en cada momento.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que al querer que me concedan la beca estoy acumulando energía de forma que si no me conceden la beca experimentaré esa energía acumulada en forma de tristeza/malestar/incomodidad.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado culpar a las personas que revisan cada solicitud de beca, al gobierno, al país, y a todo el sistema monetario de no haber recibido beca para estudiar, en el momento cuando recibí la notificación de que mi solicitud de beca había sido rechazada, para tratar de justificar/negar el hecho de que no haber recibido beca es causa de no haber acabado la carrera de teleco y por tanto es debido a mí.

Me perdono a mí mismo que no me he permitido y aceptado darme cuenta de que no haber recibido beca es debido a no haber acabado la carrera de teleco, por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tratar de maquillar/distorsionar la realidad para hacerme creer que no es mi culpa, que es culpa de otros.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado sentirme culpable por permitir que mis padres me paguen la carrera, en la situación en la cual me denegaron la solicitud de beca, por creer que si mis padres se quedan sin dinero por pagarme la carrera será culpa mía, por lo que me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo a que mis padres se queden sin dinero y me culpen por ello.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de quedarme sin dinero, en la situación/escenario en cual me enteré de que me habían rechazado la solicitud de beca, porque tengo miedo de no tener casa ni un trabajo para poder vivir.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado tener miedo de no tener casa ni un trabajo, en la situación en la cual supe que me habían rechazado la solicitud de beca, porque tengo miedo a morir.

Me perdono a mí mismo que me he permitido y aceptado conectar el hecho de estar en la calle sin dinero, casa ni trabajo con el hecho de morir.

En el momento y cuando me vea a mí mismo temiendo quedarme sin dinero en la situación en la cual me rechacen mi solicitud de beca - me detengo y respiro, me doy cuenta de que experimentar miedo en esa situación provocará que me paralice y me cueste moverme, con lo que me doy cuenta de que ese miedo no me ayudará a salir adelante, no me ayudará ni apoyará en nada.

Me comprometo a mí mismo a dedicar mi tiempo libre hacia estudiar para poder tener opción de beca al curso siguiente, y si considero que no aguantaré hasta el siguiente curso sin beca, me comprometo a mí mismo a dirigirme y buscar un trabajo para los fines de semana.

Continúo en el siguiente blog.