martes, 8 de enero de 2013

Día 181 - El #alcohol como la #droga de la #felicidad? - #TeamLife #CaminoHaciaLaVida

Mi relación con el alcohol a sido basada en la diversión y la felicidad, ya que he definido que para divertirme y ser feliz he de beber alcohol. Y esta diversión que he definido separada de mi mismo es debido a al estado de embriaguez que produce el consumo de alcohol.

Uno de los puntos por los que he definido mi diversión separada de mi mismo es debido al estado de inhibición que produce el estado de embriaguez en mi. Lo que experimento al estar emborrachado es una no dependencia de las reglas y conductas sociales preestablecidas y aceptadas por la sociedad, experimento como un estado en el cual esas reglas dejan de importar y mi prioridad en ese momento es reír, divertirme,  jugar, hablar con la gente, ligar con chicas, besar a chicas e intentar llegar a tener sexo con ellas.

En este momento me doy cuenta de que he basado mi diversión y felicidad en algunos momentos de embriaguez debido al hecho de que el alcohol apoya y ayuda a mi interés propio como mi ego a satisfacer los deseos que en un estado sobrio no me atrevería a hacer o no haría debido a mi definición mental de mi mismo.

En este blog caminaré el punto de haber definido mi diversión y felicidad como algo separado de mi mismo, como algo que depende el consumo de alcohol.

-Declaraciones de perdón a mi mismo:

Me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado definir mi diversión y felicidad como algo externo y separado de mi mismo, como algo que depende del estado de embriaguez producido por el consumo de alcohol, por lo que me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado creer que necesito y dependo del consumo de alcohol para divertirme, para estar con mis amigos y para estar bien conmigo mismo - sin haberme dado cuenta de cuando era pequeño era feliz y me divertía con cualquier cosa, sin necesitar de alcohol ni nada más que a mi mismo para explorar y experimentarme en esta realidad física.

Me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado depender y necesitar consumir alcohol hasta llegar a estar embriagado para reír y hablar con otras personas y disfrutar haciéndolo - sin haberme dado cuenta de que no necesito una droga como el alcohol para reír y hablar con otras personas disfrutando de la situación, ya que me doy cuenta de que me divierto y disfruto de muchas situaciones en las que no estoy en una situación social o sin mis amigos sin necesidad de beber alcohol.

Me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado participar en y como la excusa de decirme a mi mismo en mi mente: 'si bebo alcohol me divertiré simplemente por estar borracho y ver las cosas de otra forma' - sin haberme dado cuenta de que para divertirme y disfrutar no necesito consumir alcohol para ver las cosas de otra forma sino simplemente respirar y estar aquí presente experiementandome a mi mismo, haciendo aquello que he decidido hacer.

Me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado desear beber cada vez más alcohol para llegar a estar cada vez más embriagado/borracho, por lo que me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado desear y querer experimentar el limite/extremo de estar embriagado por el alcohol por el hecho de creer que al beber más alcohol me divertiré más y seré más feliz, de esta forma me perdono a mi mismo que me he permitido y aceptado creer que a más consumo de alcohol más diversión y más felicidad provocará esa droga en mi - sin haberme dado cuenta de que esa creencia no es real, es lo contrario de lo que produce el beber cada vez más y más alcohol, ya que debido al consumo de una gran cantidad de alcohol lo que sucederá será que provocará que el cuerpo lo rechace a través vómitos e incluso podría provocar que entre en coma etílico por la gran cantidad de alcohol consumido.

En el momento y cuando me veo deseando beber alcohol creyendo que al hacerlo me divertiré y seré feliz - me detengo y respiro, me doy cuenta de que divertirme y ser feliz depende sólo de mi mismo, no de consumir drogas como el alcohol tratando de cambiar mi expresión a través de esas drogas. Me comprometo a mi mismo a no beber alcohol en ninguna situación en la no me esté divirtiendo/no esté contento, de esta forma me comprometo a mi mismo a no permitir ni aceptar la excusa de creer que el alcohol cambiará esa situación y provocará que me divierta en esa situación.

Continuaré en el siguiente blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada