sábado, 5 de enero de 2013

Día 178 - Huyendo de mi mismo - #TeamLife #CaminoHaciaLaVida

Continuando con el blog anterior, he de decir que dejé de fumar marihuana el 1 de enero de este año, y hoy 'casualmente' las mismas personas de mi clase del colegio que decidimos cenar el 22 de diciembre del 2012 han vuelto a quedar para cenar esta noche y pasar la tarde en el campo de un amigo.

Es evidente que habrá alcohol y marihuana, y sé que el hecho de ver a mis amigos bebiendo alcohol y fumando marihuana puede provocar que quiera probar el alcohol y la marihuana, aún así he decidido ir.

Para dejar el hábito de beber alcohol y fumar marihuana con mis amigos, o bien dejo de quedar con mis amigos para evitar ser influenciado o bien decido cambiar mis hábitos para de esa forma sea cual sea la situación en la que me encuentre no beber alcohol y no fumar marihuana. La decisión que he tomado es que no puedo evitar eternamente todas las situaciones en la cuales haya personas bebiendo alcohol y fumando marihuana, de esa forma he decidido estar un tiempo con mis amigos independientemente de que beban alcohol y fumen marihuana.

¿Por qué no beber alcohol y no fumar marihuana?

Echando un vistazo a mis experiencias con el alcohol y la marihuana he de decir y reconocer que ninguna de esas drogas me ha ayudado en mi vida, puedo engañarme a mi mismo y decir que si me han ayudado en algún momento de mi vida pero eso sólo sería eso, engañarme a mi mismo, mentirme, ya que lo que es real, lo que importa es lo que hay aquí en esta realidad física y de esa forma lo que es real es lo que yo haga en esta realidad física, y los hechos me muestran que la marihuana y el alcohol me conducen a un estado de pasividad, de no hacer nada, creyendo que soy único, especial, mejor que todos los demás.

Cuando estoy borracho y/o fumado sólo quiero estar más borracho y/o más fumado, esa es mi prioridad, para que al final llegue un punto en el que mi cuerpo no pueda más y acabe arrepintiéndome de haber hecho esa estupidez, vomitando y sin poder hacer nada por controlarme a mi mismo, simplemente llegando a un punto de llegar a mi casa, dormir y levantarme a la mañana siguiente con una resaca enorme. Y la pregunta que suelo hacerme en esa situación es ¿por qué?¿por qué he llegado a este punto?¿por qué aún sabiendo como acabará todo hago siempre lo mismo? eso sería la definición de estupidez, el hacer siempre lo mismo obteniendo siempre el mismo resultado motivándome a mi mismo a volver a hacer lo mismo de siempre creyendo que obtendré un resultado diferente.

Bien, ahora ha llegado el momento de que esas palabras no sean meras palabras vacías, la decisión es clara, simple y ya está tomada, dejo de beber alcohol y de fumar marihuana, hasta aquí y no más. Para asegurarme de que esto es vivido por mi en cada momento, en cada respiro voy a definir de forma clara y precisa mi relación con el alcohol y con la marihuana, empezaré con el alcohol y seguiré con la marihuana. En los siguientes blog's caminaré cada punto de mi relación con el alcohol y la marihuana, aplicaré perdón a mi mismo en cada uno de esos puntos y me corregiré a mi mismo en cada uno de esos puntos a través de declaraciones de corrección a mi mismo. La base para caminar y vivir esta decisión que he tomado es el respiro y la detención de todos y cada uno de los pensamientos que emergen en mi mente relacionados con el alcohol y la marihuana, esta es la base para vivir la decisión de no beber alcohol y no fumar marihuana, así que esta es mi prioridad, si mi base falla todo lo demás fallará.

Continuaré en el siguiente blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada